sábado, 3 de abril de 2010


El tiempo es

arena en mis manos.

No hay comentarios: