sábado, 14 de marzo de 2009

No querrás acabar en un ataud

envidiando la vida de otro.

No hay comentarios: