domingo, 1 de marzo de 2009

Muy fácil seguir el camino del mal,
difícil darse cuenta y rectificar.
Es más fácil vivir ficción que realidad,

y es difícil enfrentarse a la verdad.

No hay comentarios: