viernes, 20 de febrero de 2009


Y nadar mar adentro

y no poder salir,

en la prisión del deseo estoy.

No hay comentarios: