domingo, 18 de enero de 2009

Te daré un minuto, no más, no estoy muy dispuesta a escuchar una y otra vez tu versión cambiará principio y final- Inmediatamente me iré, olvidándome lo que oí, todo queda siempre al revés, la verdad comienza a perderse. Es fácil entender tus ironías que no dañan ni lastiman. Tu falta de recursos para herirme está en que yo l o g r é salirme y no me alcanzas.

No hay comentarios: