sábado, 18 de julio de 2009

Que hablen de uno es espantoso.

Pero hay algo peor todavía..

que no hablen.

No hay comentarios: